Ciudad de México. Se obtiene primera sentencia de feminicidio con la penalidad más alta en la Ciudad de México

Luego de que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México diera a conocer la sentencia máxima de 60 años por el delito de feminicidio agravado por parte de un ex policía federal de caminos y tras un año de juicio, la familia pide ayuda para los tres hijos de la víctima.

Arturo González Navarro, de 41 años, ex policía federal de caminos, perteneció al destacamento de la Cruz de Elota, en Sinaloa, pero tiempo después fue transferido al municipio de Texcoco, en el Estado de México.

Navarro pertenecía a la división de Seguridad Regional de la Policía Federal, asignado a la Unidad Operativa de Seguridad Preventiva, Estación Texcoco, lugar donde causó baja por inasistencias. Dejó de presentarse al servicio y omitió devolver diversos bienes, como su arma de cargo. Hasta el día de hoy, se desconoce si dicha arma está de regreso en la Policía Federal.

El ex policía cumplirá una condena de 60 años de cárcel por el feminicidio agravado de su exesposa Rebeca Zárate del Río, de 42 años. También purgará una segunda condena por homicidio, de 19 años con 4 meses. Es decir, un acumulado de 87 años con seis meses de prisión.

Para la familia Zárate del Río, el 6 de marzo de 2018 fue la fecha que cambió sus vidas. Eran las 10 de la noche cuando Arturo González Navarro, ex esposo de Rebeca Zárate del Río y padre de tres menores, de 16, 12 y 3 años de edad, tocó en repetidas ocasiones el timbre del departamento donde vivían. Un inmueble ubicado en Av. Hidalgo 180, colonia Santa Anita, en la alcaldía de Iztacalco.

 

“Cuando llegué al despacho del Sr. Regino, me imaginé que me iban a cobrar una fortuna. Me recibió el abogado Irving Regino y me dijo que el apoyo sería totalmente gratuito y que no me preocupara”, comenta Don Carlos. A partir de ese momento, Don Carlos, tomó un respiro. Ya habíamos logrado dar el primer paso hacia la justicia.


El abogado Irving Regino estudió en la UNAM, miembro de la firma Regino Abogados, logró la primera sentencia máxima por feminicidio agravado en la ciudad de México. Recuerdo que solicitó al juez de oralidad, miembro del Tribunal de Enjuiciamiento adjunto al Tribunal de Justicia de la Ciudad de México, llevar el juicio de Rebeca, con perspectiva de género. El Juez, pidió limitar sus comentarios.

En 2016, Rebeca Zárate Del Río había interpuesto una denuncia contra el padre de sus hijos por violencia intrafamiliar, agresiones físicas y verbales contra ella y su hija menor de 12 años. Carpeta CI-FIZC/IZC-1/UI-1 S/D/00691/07-2016, que quedó en el olvido y que dos años más tarde, desconocía que la víctima había sido brutalmente asesinada, por su ex marido.

Rebeca era una mujer que siempre tenía un consejo y una sonrisa para los demás, asegura su padre. Cuenta que su hija denunciaba frecuentemente violencia económica, física, psicológica, sexual, acoso y amenazas de muerte. Una tía del agresor, incluso, confirmó el acoso.

De acuerdo con la madre de la víctima su hija se negaba a irse por temor a que Arturo la encontrara y les hiciera algo a ellos. La violencia que ejercía Arturo contra su ex mujer era tan grave que la veía normal, al igual que las faltas de respeto y las amenazas constantes.

El control que Arturo tenía sobre Rebeca llegó al grado de destruir sus objetos personales, como sus teléfonos celulares. Creía que Rebeca tenía una relación amorosa con otra persona y, decía, eso lo volvió loco.

Últimos tweets

Contáctanos

Contesta la pregunta