Ciudad de México. "Las familias, por un tema de revictimización, decidieron no continuar con la denuncia, prefirieron cerrar el ciclo, era mucho desgaste emocional luchando para que se les hiciera justicia”, manifestó el licenciado Irving A. Regino

A dos años del sismo del 19 de septiembre de 2017 con magnitud de 7.1, los familiares de Juan Carlos Álvarez y Edgar Azano –quienes fallecieron al colapsar un puente en el Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México– desistieron de continuar la demanda contra el instituto, expresó su defensa legal.

“Las familias, por un tema de revictimización, decidieron no continuar con la denuncia, prefirieron cerrar el ciclo, era mucho desgaste emocional luchando para que se les hiciera justicia”, manifestó a 24 HORASel licenciado Irving A. Regino
Cuestionado sobre si el caso queda concluido, el abogado expresó que las líneas de averiguación de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX no pudo llegar más allá al argumentar que el responsable de colocar los puentes ya había fallecido conforme al registro civil.

“Se había comentado que acudiríamos a organismos internacionales al agotar los organismos locales de derechos humanos, pero la familia al momento de no querer continuar con estos temas, nosotros estamos impedidos en seguir con el asunto”, expuso.

El litigante refirió que las familias padecieron un camino tortuoso, “si promovían actos de investigaciones nos decían que no podíamos y teníamos que acudir ante un juez de Control, audiencias, al ministerio”.

Últimos tweets

Contáctanos

Contesta la pregunta